LA "FERIA CHICA" DE ALCALÁ DE HENARES

El 15 de noviembre de 1517 el rey Carlos I concede a Alcalá de Henares la Feria de san Eugenio o «Feria Chica».


Publicado 14-11-2020



El 15 de noviembre de 1517 el rey Carlos I concede a Alcalá de Henares la Feria de san Eugenio o «Feria Chica».

En el transcurso de la historia, varias ferias han tenido lugar en la primero villa y luego ciudad de Alcalá de Henares. La más conocida, por ser la que perdura en la actualidad aunque sea a modo de fiestas, es la que se celebra a finales de agosto.

Pero hay que saber que el origen de las ferias en Alcalá es muy antiguo, ya que el rey Alfonso VIII de Castilla, en el año 1184, hace más de ochocientos años, concedió a la villa de Alcalá el privilegio de celebrar una feria anual, de diez días de duración, a partir del domingo de Quasimodo. Este domingo era el siguiente a la Pascua de Resurrección.

Posteriormente, unos setenta años después, el rey Alfonso X trasladó esta feria a finales de agosto, «allá por San Bartolomé». Como era una feria de carácter comercial y no tenía nada que ver con temas religiosos, el «allá por San Bartolomé» era por la fecha. Se podía haber dicho «allá por el 24 de agosto», pero es una expresión más fría. Por tanto hay que decir que San Bartolomé no tiene nada que ver con Alcalá, ya que los patronos son la Virgen del Val y los Santos Niños Justo y Pastor.

Esta feria era muy importante. Incluso varios reyes redactaron órdenes con privilegios para la feria y para las personas que acudieran a ella.

Pero con la expulsión de los judíos, que eran buenos comerciantes, y con el nacimiento de la Universidad de Alcalá, que cambió las necesidades de Alcalá, la feria de agosto decayó mucho.

Por eso, tal día como hoy de 1517 el rey Carlos I concedió a la villa de Alcalá de Henares la Feria de san Eugenio, también conocida por la «Feria Chica», pensada para el ámbito estudiantil, ya que servía para que profesores, y sobre todo estudiantes, comprasen los libros, paños y cueros que iban a necesitar.

Tras el cierre de la universidad en 1836, la función económica de la ciudad vuelve a centrarse en la agricultura y la ganadería, por lo que la feria de agosto volvió a predominar.

Y esta feria de San Eugenio se tuvo que auto-rediseñar y se le empezó a conocer como «feruela», «feria del cascajo» o «feria de la cebolla» porque quedó para la compra y la venta de los productos de la matanza, como cebollas, especias, cuchillos, barreños o cuencos de barro.

Pero esta feria fue cayendo poco a poco en desuso hasta que se extinguió en 1920.

Por: Juan Mª Martínez Casado

 



Comentarios sobre :
LA "FERIA CHICA" DE ALCALÁ DE HENARES

Buscar en el blog

Tags

Quienes somos | Términos y uso de la web | Condiciones Generales de Reserva | Política de cookies | Política de Privacidad | ContactoDonosti Receptivo S.L. / Agencia de viajes, con licencia: CIE 2221 / Astigarragako Bidea 2, 5ª Plta 2º drcha, CP 20180 Oiartzun (Gipuzkoa)Pago seguro. admite tarjetas,visa, mastercard, visa electron, 4b